PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué es un proceso terapéutico?

El proceso terapéutico es un viaje de autoconocimiento, que se inicia atendiendo las dificultades cotidianas y que avanza hacia la salud integral de la persona: conciencia de quién soy, cómo me manejo y me relaciono en la vida. El proceso terapéutico facilita una deconstrucción de aquello que actualmente nos daña y favorece la adquisición de herramientas y recursos de afrontamiento y disfrute de la vida.

Para llevar a cabo este proceso es imprescindible la confidencialidad y el clima de confianza y escucha, que se basa en una vinculación sana entre paciente y terapeuta.

¿Quién viene a Terapia?

Las principales causas que nos llevan a terapia están basadas en las dificultades cotidianas: estrés, insomnio, dificultades de relación, dificultad en la toma de decisiones, conflictos con la nutrición (anorexia, bulimia…), miedo generalizado, hipocondría o fobias concretas, problemas laborales, dificultades atencionales y dispersión de ideas, desmotivación, fracaso escolar… que suelen desembocar en ansiedad y depresión.
Otras causas frecuentes son las pérdidas o duelos, rupturas de pareja, adicciones, relaciones tóxicas/violentas, divorcios y separaciones pudiendo afectar a las/os hijas/os… Incluyendo situaciones vitales de gran bloqueo tales como ideas o tendencias suicidas, debidas a un gran vacío y soledad y a la carencia de recursos personales y de apoyo social que nos pueden llevar a situaciones críticas de aislamiento y malestar vital, pudiendo manifestarse en síntomas clínicos: obsesiones, oscilación abrupta del estado de ánimo y las emociones, pérdida de contacto con la realidad.

“¿Para qué sirve la terapia y cómo puede ayudarte?
  • Construir herramientas y recursos para afrontar las dificultades cotidianas
  • Resolución de conflictos
  • Proceso de autoconocimiento: nuestro carácter, que nos afecta de manera individual y en todas nuestras relaciones
  • Toma de conciencia
  • Proceso de responsabilización
  • Auto-apoyo
  • Aceptarse y quererse a sí misme desde un espacio de confianza y calidez
  • Facilitar relaciones nutritivas y sanas desde un apego seguro
  • Atravesar las dificultades vitales con las que llega la persona y tomar impulso para la autonomía y la autoresponsabilidad
¿Cómo es una sesión, cuánto dura una sesión y un proceso de terapia?

Un proceso de terapia, depende de los objetivos iniciales y del encuadre que se realice en la primera entrevista. Pudiendo oscilar de algo breve, cuando la causa es concreta y referida a un bloqueo, o un proceso profundo y más largo, donde se trabaja a nivel estructural, abarcando distintos aspectos de la persona y su vida.
La sesión individual tiene un máximo de 60 minutos de duración. Con una frecuencia regular de una vez a la semana, que podrá variar según el proceso y las necesidades.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat