El mundo se ha dado la vuelta, nos vemos inmersos en un confín de dudas y certezas, se hace evidente que algo no funciona. Parece que la reflexión ya no es una asignatura optativa sino obligatoria. En nuestra sociedad capitalista hemos construido sin casi parar para coger aliento, nos creíamos dueños de la “paz” e incluso del caos.

Agarrados a méritos superfluos caminábamos por la vida indemnes casi hasta de lo humano. El tejido construido hasta el momento parece estar lleno de carencias insostenibles, de aquí, de allá. Se me hace difícil entender que desde que nos habita la enfermedad, el miedo, el encierro, la soledad, el mundo se vuelva más sano y bonito.

¿Nuestra presencia contamina nuestra existencia?

¿De que forma habito el mundo?

¿Yo soy parte del mundo o el mundo es parte de mí?

Es momento de caminar hacia dentro para luego poder compartirnos desde otro lugar, cabe pensar que si lo hacemos desde el mismo hallaremos los mismos patrones y resultados de siempre.

La enfermedad nos ha parado, nos ha dejado sentados de bruces en casa, miramos por la ventana ansiando otras voces y miradas; las mismas que condiciones normales pasan desapercibidas. ¿Sólo necesitamos conectar si estamos enfermos, débiles y asustados?

Estamos ante una gran crisis a muchos niveles, se derrumba nuestra realidad y se adueña de nuestras vidas la incertidumbre. Y si, es duro pensar que hacia falta llegar hasta aquí para darnos cuenta pero podemos convertir esta crisis en una nueva oportunidad o permanecer anclados a lo siempre.

Ahora volvemos a conocer a nuestros vecinos, a ser solidarios, a compartir, a cocinar, a crear, a decir te quiero, a escuchar, ser escuchados… ojalá el COVID-19 perduré en nuestras vidas viéndose transformado en una sociedad más presente, nutritiva y solidaria.

El mundo del revés es más bonito y nutritivo, aunque duela.

Compartir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat